Formación en oficios para los jóvenes

23 07 2009

La provincia de Buenos Aires firmó un convenio con una fundación para promover la inserción laboral de los jóvenes.

Por: Ana Broitman

Fuente: Clarín Empleos

Las empresas necesitan gente capacitada en oficios. Y muchos jóvenes de escasos recursos necesitan adquirir herramientas que les permitan insertarse en el mundo del trabajo. Esta doble afirmación llevó a la Fundación Tzedaká –una institución de la comunidad judeo argentina que desarrolla programas sociales– a crear un Centro de Capacitación Laboral para Jóvenes.

Mirna Szulmajster, directora ejecutiva de la Fundación, revela que se trata de un proyecto en marcha desde hace cuatro años, que en 2007 recibió financiamiento de la fundación holandesa ABN-AMRO para capacitar a 300 jóvenes de entre 18 y 35 años, con miras a su inserción laboral.

El Programa también ofrece apoyo a aquellos que necesitan terminar la escuela media, en la forma de becas, apoyo escolar, tutorías y viáticos.

En forma conjunta con la comunidad Amijai, Tzedaká tiene un Centro de Capacitación Laboral en la zona de Belgrano, para la población de la Capital.

Recientemente, y para ampliar su llegada a más jóvenes en situación vulnerable, la Fundación firmó un convenio marco con el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y la Fundación Banco Provincia, por el cual se implementará un Programa de Inserción Laboral para Jóvenes en municipios bonaerenses. El objetivo es capacitar en oficios a personas de entre 18 y 25 años que no estudian ni trabajan.

El convenio fue firmado por Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo de la Provincia de Buenos Aires; Karina Rabolini, presidenta de la Fundación Banco Provincia; y Darío Werthein, presidente de la Fundación Tzedaká.

El acuerdo, que permitirá la instalación de un primer centro de capacitación en Tigre y su ampliación posterior a otros municipios como Lomas de Zamora, tiene una expectativa inicial de beneficiar a 125 jóvenes en el curso de un año.

“Nuestro objetivo es acompañar a los jóvenes para que entren en el proceso productivo y este convenio está en esa línea: habrá un espacio de capacitación en oficios y turismo, y un seguimiento para que los chicos puedan vincularse con las empresas”, explicó el ministro Daniel Arroyo, al rubricar el convenio.

Por su parte, Darío Werthein señaló que el compromiso de la Fundación Tzedaká –que estará a cargo de la coordinación y el dictado de los talleres– es “aplicar nuestro conocimiento y experiencia en la capacitación a favor de la sociedad”.

La directora ejecutiva de la Fundación señala que el proyecto consiste en capacitar en oficios de acuerdo con la demanda de las empresas de cada zona, para garantizar la inserción posterior de los jóvenes: “La idea es hacer buenas alianzas estratégicas con los empresarios para entender cuál es la demanda real y que resulten posibles empleadores de los chicos que capacitamos”.

El resultado de esta mecánica es que el 67% de los participantes del Programa en 2007 hoy se ha insertado laboralmente.

En el caso del convenio con la provincia de Buenos Aires, la capacitación se va a ir definiendo conjuntamente con las necesidades de los municipios. Por ejemplo, en Tigre, planean trabajar en el área de Turismo.

Cultura del trabajo Desde la Fundación trabajan en la detección de los chicos beneficiarios, a partir de las bases de datos de la Red de Ayuda Social Comunitaria y de otras organizaciones que les derivan jóvenes en condiciones de recibir la capacitacion laboral.

En este sentido, Mirna Szulmajster señala que no solo se trata de aportar conocimientos técnicos, sino que en muchos casos hay que realizar una tarea de reflexión y aprendizaje con los jóvenes sobre lo que es el trabajo en sí mismo.

“Hay que ayudar a desarrollar un sentido de la responsabilidad propio de una cultura del trabajo, que en muchos casos se ha perdido. Esto es algo que hay que hacer en forma paralela a la capacitación en el oficio en cuestión”, dice la directiva.

La Fundación atiende en la actualidad a más de 9000 personas, en las áreas de educación, niñez, salud, vivienda y adultos mayores. Los programas educativos benefician a 767 niños y jóvenes de bajos recursos, a través de actividades de capacitación, inclusión educativa en todos los niveles y becas para universitarios.

Anuncios

Acciones

Información




A %d blogueros les gusta esto: