Me van a tomar un psicotécnico. ¿Qué hago?

A la hora de evaluar candidatos para cubrir una vacante, las empresas no sólo tienen en cuenta los requisitos formales del puesto, sino también las características de personalidad y el estilo de trabajo de cada candidato. Y para obtener esta información muchas veces recurren a un profesional que se encargue de realizar una evaluación psicotécnica.

Fuente: Servicio de empleo AMIA

 

Las evaluaciones psicotécnicas son una instancia más de evaluación y generalmente suelen implementarse al final del proceso de selección.

Pero, ¿por qué es necesaria esta instancia de evaluación?.

Porque todas las personas son diferentes entre sí y no reaccionan de la misma manera ante las mismas situaciones y porque las empresas quieren detectar estos estilos de comportamiento para saber si coinciden con la llamada “cultura de la empresa”.

Veamos mejor un ejemplo: ante las situaciones de presión – tan frecuentes en los trabajos actuales- algunos tienden a analizar fríamente el caso y elegir las opciones más convenientes, mientras que otras pueden llegar a tomar acciones más impulsivas y con poca reflexión previa. Esto no es ni bueno ni malo, simplemente son estilos de trabajo que deben ser compatibles con las necesidades del puesto.

En otros casos, es necesario saber si la persona cuenta con habilidades de liderazgo y el examen psicotécnico puede brindarnos esa información. Allí no sólo se puede saber si la persona tiene habilidades para tener gente a su cargo, sino también con qué estilo los va a dirigir. Porque sabemos que no todos lideran de la misma manera: hay líderes democráticos, los hay autoritarios y también carismáticos. Y estas características serán positivas o negativas de acuerdo a los valores y la cultura de la empresa.

Por lo tanto, la importancia y el objetivo del psicotécnico radica en poder predecir cuál va a ser el comportamiento y desempeño futuro de esa persona en su puesto de trabajo. Para esto, el profesional del área de Recursos Humanos debe tener en claro cuál es el “perfil psicológico” que busca la empresa.

¿Cómo se administra un test psicotécnico?

Para conocer en profundidad cuáles son las habilidades, fortalezas y debilidades del postulante, se realizan entrevistas y se toman diferentes tests (de personalidad, de inteligencia, de habilidades) que pueden administrarse tanto en forma individual como grupal.

Las técnicas que generalmente se utilizan para realizar las evaluaciones se dividen en diferentes grupos: test gráficos, test de manchas, relatos, cuestionarios de personalidad y técnicas grupales.

Sin embargo, la evaluación comienza mucho antes del psicotécnico: es en el momento mismo que el selector lee nuestro Curriculum Vitae o la Carta de Presentación, o conversa telefónicamente con nosotros para citarnos a una entrevista y observa nuestro comportamiento. Todo esto forma parte del proceso de evaluación, y brinda información acerca de la personalidad del candidato.

A la hora de enfrentarse a un psicotécnico: ¿qué tengo que hacer?

A veces, por tratar de agradar a alguien, terminamos por generar una mala imagen. En realidad, es muy difícil mostrarnos de una manera distinta de la que somos, y si bien a veces podemos disimular actitudes, el profesional encargado de la evaluación tiene la experiencia como para notar esta “simulación”.

Es por ello que ante un psicotécnico le recomendamos tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Trate de escuchar qué le pide el selector y actúe en consecuencia.
  • Muestre buena predisposición. Piense que así como en el psicotécnico le piden tareas que a Ud. no le agradan, en su futuro trabajo también le pasará…
  • Esté tranquilo y relajado en la evaluación. Esto le permitirá mostrar con mayor facilidad sus competencias.
  • Muéstrese lo mas naturalmente posible, sin “preparar” cuáles van a ser sus respuestas. Un selector hábil se dará cuenta y le “cambiará el libreto”.
  • Si Ud. conoce tests o tiene amigos psicólogos, no intente prepararse. No solo porque quien lo evalúa puede darse cuenta, sino porque algunas técnicas tienen detectores de mentira” muy bien disimulados, que hacen caer en la trampa hasta al más avezado.

Las técnicas están diseñadas para que no haya respuestas “correctas” o “incorrectas”. Por ello, sólo muéstrese como Ud. es.

Finalmente, hacemos con Ud. una reflexión: Simplemente, le sugerimos que lo tome como una actividad laboral más. Si mañana le toman un psicotécnico, simplemente limítese a participar de la experiencia en forma distendida y natural, sin adoptar actitudes artificiales.

Porque, como reza el dicho, “la mentira más perfecta es la verdad…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: